Tu carrito
Cerrar Alternativa Icon
♡ Despacho gratis en compras sobre $50.000 en RM ♡ ♡ Despacho gratis en compras sobre $50.000 en RM ♡
Cerrar Icon

"Escuchar a la madre que acaba de parir, es una necesidad"

Flecha delgada izquierda Icon Flecha delgada derecha Icon
"Escuchar a la madre que acaba de parir, es una necesidad"
Atravesamos tiempos difíciles, incertidumbre, aislamiento social, protocolos excesivos para el parto, miedo en torno a la salud, dudas de quién podrá acompañar a la mujer en el parto, inseguridad respecto a la presencia del equipo médico ese gran día y un sin fin de otras inquietudes que hoy nos aquejan y que lamentablemente, ya podemos empezar a ver las consecuencias. 
Si no escuchamos a la mujer que acaba de parir, no nos enteraríamos jamás del trauma que pudo haber vivido.
Los nacimientos no dependen exclusivamente del plan de parto y la elección de un equipo (si es que se puede elegir), hay lugares donde los protocolos por ejemplo, no dejan ingresar a un acompañante. Elemento clave para que la mujer se sienta segura y tranquila y que puede tener un gran impacto en la vivencia de esa mujer. 
Acá la red de apoyo, puede ayudar a reparar mucho de lo vivido. 
Los bebés siguen naciendo, las madres siguen pariendo y nosotrxs ¿dónde entramos? ¿estamos apoyando a esa madre?. 
Menos regalitos para el bebé y más atención a la madre, menos visitas o llamados por cumplir y más ayuda concreta en el día a día en lo doméstico, menos bla bla y más oídos para escuchar lo que ella, tenga que contar. 
Pero ojo, que esto no quiere decir que invadamos el espacio de la mujer en postparto, porque está claro que necesita intimidad para reconocer a su hijx y estar en sintonía con las necesidades de él o ella (y no de las visitas), sino que la sugerencia es que podamos transmitirle a esa familia el apoyo que tu puedas brindar, apoyo real, ese que se concreta en lo cotidiano. 
Acordar juntxs un protocolo de cuidado ante el Covid y respetar los miedos de lxs ma/padres, organizarse para llevarles la comida, turnos para hacer el aseo, momentos en donde alguien pueda estar atentx al bebé para que la madre pueda bañarse, comer o quizás dormirse una siesta, llamarla para ofrecerle un tiempo de escucha con preguntas simples y concretas: ¿Cómo estás hoy? ¿Cómo te sientes? y así dedicar tu preciado tiempo muchas veces sólo, a escuchar. 
Los tiempos han cambiado sin duda y hoy escuchar el relato de las mujeres que acaban de parir, su experiencia de nacimiento y hacerla sentir apoyada, es fundamental. 
¿Y por qué? 
Porque el cuerpo femenino no es una máquina reproductiva, que pare y sigue su vida inmediatamente como si nada hubiese pasado. La mujer tras una gestación y parto siente todo con mayor intensidad: sus emociones están en efervecencia, experimenta dudas, alegría, pero tambien miedo en este gran período de reacomodo. 
Súmenle a todo eso, el hecho de que los niveles de ansiedad materna están aumentando cada día, por lo tanto... 
Tú, que eres parte de la vida de esa mujer, puedes hacer una enorme diferencia si la VES, si haces visible que cada sentir es importante, si la escuchas sin invadir, si la entiendes, si respetas su espacio con su bebé y te ocupas de entretener a lxs otrxs hijxs si es que hay o te encargas ese día de ordenar la casa. 
Las instituciones buscan proteger la salud física con medidas excesivas para cuidar de la población, pero olvidan que la salud mental de la madre que acaba de parir, es fundamental para aportar significativamente en la salud pública que se verá reflejada en unos años más. 
Porque sí, los cuidados tempranos de un ser humano, impactan en el resto de su vida y por ende, también en la de las futuras generaciones. 
Esto no se trata entonces solo de mi hermana Juanita que tuvo guagua recién y la llamo por teléfono o de mi compañera de trabajo que salió de prenatal y le mando un regalito para cumplir, esto queridxs lectorxs, es una responsabilidad social. 
La mujer que acaba de parir necesita nuestra presencia. 
Ustedes decidan si ésta es virtual, real o con una distancia de 1 metro, pero porfavor no olvidemos más, que esa madre que hoy trae a su hijx a este mundo, necesita ser cuidada y por sobre todas las cosas, escuchada.
Gracias por leer. 
Andrea Dupré, psicóloga y yoga postnatal de @estaeslatribu
Natalia Canto, yoga prenatal y doula de @estaeslatribu